Centro Pastoral Universitario “San Pantaleón”

La Pastoral Universitaria de la Arquidiócesis de Rosario, a partir de 2017 y luego de 10 años de su conformación actual, recibe de parte del Arzobispado la nueva sede que se ubicará en la antigua capilla, ahora “Centro Pastoral Universitario”, de San Pantaleón.

Poco a poco

La obra proyectada se cumplió en varias etapas y tuvo en los vecinos a los principales mentores. En primer lugar, se construyó un “salón comunitario”, lugar donde se celebraban las misas los días sábados y todos los 27 de cada mes y donde se llevan a cabo actividades sociales como conferencias, charlas, almuerzos comunitarios, reuniones de diferentes grupos de la parroquia San Miguel, y es sede de Cáritas.

También, en el lugar se dictan talleres de computación, yoga, pintura, tejido, coro, fotografía, y allí funciona el grupo de oración “Kairos” de la Renovación Carismática.
El 27 de julio del año pasado se bendijo y se habilitó la entrada por Córdoba 3175, dando inicio a la tercera y última etapa de la obra ahora completada.

Con esto los devotos de Rosario y la zona aledaña ya no necesitarán viajar a Buenos Aires para honrar al santo que intercede por los enfermos, beneficiados ahora por la cercanía del nuevo templo con la Estación de Ómnibus Mariano Moreno.

Un poco de historia

Hacia 1999, la “casita” del oratorio a San Pantaleón estaba casi terminada para los fines pensados, pero el número de fieles desbordaba su capacidad física. Esto motivó la búsqueda de un predio más amplio y se hicieron averiguaciones e intentos de adquisición de terrenos cercanos. Un vecino apuntó al terreno ubicado a la vuelta, por Rioja al 3100, que pertenecía a Ferrocarriles Argentinos y que hasta ese momento se encontraba vacante, sin que nadie hubiera reclamado por él ya que se les daba prioridad de compra a los propietarios ubicados al lado de los mismos.

El terreno está ubicado como una lonja entre las calles Vera Mujica y avenida Francia, con salida hacia calle Córdoba al norte y calle Rioja al sur.

Los trámites para obtenerlo fueron largos; llevó tiempo, esfuerzo y paciencia de parte de los que querían concretar el sueño. Finalmente, en mayo del 2005 se firmó el acta de co-posesión entre el gobierno de la provincia de Santa Fe y el Arzobispado de Rosario.

Inmediatamente el arzobispo de entonces, Eduardo Mirás, dejó constancia de que “el templo y centro comunitario San Pantaleón será una entidad cultural de bien público y sin fines de lucro que pertenece a la circunscripción eclesiástica del Arzobispado de Rosario y dependerá de la parroquia San Miguel Arcángel”.

Inauguración de la capilla

El domingo 24 de julio del año 2014, y en el marco de la fiesta litúrgica de san Pantaleón, se inauguró en el barrio Pichincha de Rosario la capilla dedicada al santo protector de los enfermos, bajo la órbita de la parroquia San Miguel. El nuevo templo fue posible gracias al esfuerzo de la comunidad y de su párroco, el presbítero Guillermo Bossi. Se encuentra sobre la avenida Córdoba, cerca de la Facultad de Medicina, por lo que se piensa que será ámbito propicio para la devoción de los futuros médicos de la ciudad.

La capilla y las nuevas instalaciones fueron bendecidas por monseñor José Luis Mollaghan, (en esa instancia arzobispo emérito y administrador apostólico de Rosario), en el marco de una celebración eucarística por él presidida y concelebrada por el arzobispo emérito de Rosario, monseñor Eduardo Vicente Mirás; el arzobispo emérito de Paraná, monseñor Mario Luis Bautista Maulión; el obispo de Concordia, monseñor Luis Collazuol; el párroco, presbítero Guillermo Bossi, y otros sacerdotes.

De capilla a sede de la Pastoral Universitaria

Desde el inicio de las actividades de la actual Pastoral Universitaria, en el año 2007, siempre se sostuvo la necesidad de cont

ar con una sede para el desarrollo de las actividades, dada la gran cantidad de estudiantes residentes en Rosario, que necesitarían un espacio donde vivir y acrecentar su Fe, y ademas formar comunidad.

En julio de 2009, unos chicos vecinos pertenecientes a la pastoral, dan a conocer la actividad de la inminente capilla, aún en construcción, donde se propuso formar la primera comunidad área de la PUR: el “Área Salud”. Finalmente esto se logra durante ese año. Además a partir de eso, se ayuda a la comunidad en varias actividades en lo que respecta a la recaudación de fondos, mantenimiento de la capilla, así como otras colaboraciones.

Luego de varios años, y de intentos de conseguir una sede fija sin demasiado éxito, en 2016, el nuevo Arzobispo Monseñor Eduardo Martín, decide contemplar la posibilidad de convertir a la Capilla San Pantaleón en la nueva y primera sede de la Pastoral Universitaria. Finalmente entre noviembre y diciembre se llega a concretar todos los pasos, gracias a la buena predisposición del párroco de San Miguel Arcangel el Pbro. Guillemo Leopoldo Bossi, la comisión de la comunidad de San Pantaleon, la comisión de la Pastoral Universitaria y su encargado el Pbro. Pablo Lasarte, que se convertiría en el nuevo administrador del Centro Pastoral Arquidiocesano de Pastoral Universitaria.

El día sábado 4 de marzo de 2017,  se concreta la conformación oficial de la sede, en una celebración dirigida por Monseñor Martín, y todos los sacerdotes involucrados en la capilla, así como el Obispo emérito Mons. Eduardo Miras y el nuevo rector, el Padre Pablo Lasarte.

Gracias a esto, ahora en el templo, se podrán celebrar todos los sacramentos que involucran a una parroquia, desde bautismos, casamientos y demás,. a fin de fortalecer la comunidad.

Una nueva etapa

Gracias a esto, ahora la Pastoral Universitaria enfrenta nuevos desafíos, que consiste en utilizar la nueva sede como catapulta para propagar el mensaje de Cristo en las Universidades.

La posibilidad de tener un espacio propio, sin duda nos trae nuevas exigencias y un verdadero llamado de Dios a seguir creciendo.

Ahora no hay excusas, tenemos una casa donde todos puede venir, donde seguro podrán encontrar un abrazo, un consejo, pero sobre todo, podrán encontrar una familia que se reune para estar con Jesús y juntos, navegar mar adentro.